Alberto Fernández le pidió a Macri que dé asilo en la embajada argentina a ex funcionarios bolivianos

Mauricio Macri y Alberto Fernández durante su reunión por la transición en la Casa Rosada
Mauricio Macri y Alberto Fernández durante su reunión por la transición en la Casa Rosada

Mauricio Macri y Alberto Fernández conversaron sobre la renuncia de Evo Morales, cuando aún es incierto si se asilará en la Argentina o en otro país de América Latina. El presidente electo le envió al presidente de la Nación un WhatsApp en el que proponía un diálogo entre ambos para analizar la crisis de Bolivia.

Macri aceptó y conversaron por teléfono durante 10 minutos. No está previsto una declaración conjunta entre Macri y Fernández, frente a la crisis institucional que afecta a Bolivia.

Es que para Fernández se trata de un golpe de Estado y para Macri una salida traumática a un proceso electoral viciado que tuvo como principal protagonista a Morales.

En Bolivia se ha consumado un golpe de Estado producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del ejército. Es un golpe perpetrado contra el presidente @evoespueblo, que había convocado a un nuevo proceso electoral.

— Alberto Fernández (@alferdez) November 10, 2019

Desde que Morales anunció su renuncia, se especuló con la posibilidad de su llegada a Buenos Aires como exiliado político. Pero a continuación se desmintió esa posibilidad, así como que había solicitado “permiso de sobrevuelo” para aterrizar finalmente en Aeroparque o Ezeiza.

Macri estuvo en contacto con Jorge Faurie para conocer las últimas noticias desde Bolivia, a la vez que conversaba con Marcos Peña. El presidente aún no fijó posición oficial sobre la renuncia de Morales, y el canciller aseguró que si el líder boliviano pide asilo en Argentina, “será un asunto de absoluta resolución” de Macri.

"Las fuerzas armadas se declararon prescindentes, dijeron a la clase política que busque una salida y esto es lo que ha ocurrido”, agregó Faurie en declaraciones periodísticas.

La renuncia de Morales exhibe las diferencias políticas que existen entre Macri y Fernández. El presidente respaldo el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que demostró que hubo fraude electoral en los comicios que habían consagrado a Morales.

En ese contexto se dio la charla entre Fernández y Macri. Fernández preguntó al actual mandatario cuál era la situación en este momento a lo que Macri le dio información sobre un refugiado que se encuentra en este momento en la embajada argentina en Bolivia. Sería el renunciante Ministro del Interior.

“Te pido que a los que vengan y pidan asilo los preserves y protejas”, le habría manifestado Fernández según contaron muy cerca suyo esta noche tras varios intercambios telefónicos entre el presidente electo y referentes de su espacio con líderes de la región y allegados a Evo Morales.

En la reconstrucción del diálogo del que sólo ellos dos tienen precisión, la respuesta de Macri habría sido que “eso sólo en la medida en que no pidan la detención”. Fernández le habría insistido con la su situación de inseguridad en la que se encuentran ex funcionarios del gobierno de Evo Morales. “Eso es complicado”, respondió a su vez el presidente en ejercicio que tiene una visión muy diferente de la institucionalidad en el vecino país.

Fernández habría intentado convencer a Macri con el temor de que "puedan matarlos”.

Durante todo el fin de semana el presidente electo del Frente de Todos mantuvo varias comunicaciones. La única con Evo Morales sucedió el sábado al mediodía durante el almuerzo en la cumbre del Grupo de Puebla donde confluyeron líderes de la región como Dilma Roussef, Fernando Lugo y Pepe Mujica entre otros. El entonces presidente boliviano describió al presidente electo argentino que estaba sucediendo en su país, y ambos quedaron en contacto. Recién un día mas tarde, Morales aceptó convocar a nuevos comicios y disolver al tribunal electoral que había sostenido la legitimidad de su triunfo electoral.

También habló telefónicamente con el ex vicepresidente boliviano Álvaro García Linera quien también renunció. La tercera fue con el líder opositor Carlos Mesa con quien, según las palabras de Fernández, mantuvo una charla amable por lo que se sorprendió al ver el avance de hoy del líder de la protestas Luis Camacho.

En su charla con el renunciante García Linera, Fernández advirtió sobre sus diferencias con Macri las que le impedían prometerle ayuda. “Hasta el 10 de diciembre no puedo prometerles nada, después puedo ayudar”, respondió aunque como otros referentes de la región planteó su crítica a la situación públicamente.

Fernández esperó a hablar con Macri para hacer pública su postura. Escribió un extenso tuit en el que expresó el mismo pedido que había hecho en forma privada para preservar a los renunciantes funcionarios bolivianos con el temor de que corran riesgo sus vidas."En Bolivia se ha consumado un golpe de Estado producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del ejército. Es un golpe perpetrado contra el presidente @evoespueblo , que había convocado a un nuevo proceso electoral", expresó. Repudió además “la violencia desatada”y que Evo Morales no haya podido completar el mandato presidencial en curso. Pidió además que haya elecciones en forma urgente en el vecino país y que Argentina se comprometa “con la institucionalidad y contra cualquier forma de golpe de Estado”.

Finalmente subrayó su preocupación planteada al Presidente en privado: “Espero que las actuales autoridades actúen bajo ese mismo principio preservando la integridad física de quienes puedan resultar perseguidos por el golpismo y colaboren hasta el 10 de diciembre con la recuperación de la democracia en Bolivia”.

Durante el llamado ninguno de los dos habló sobre los temas pendientes entre ambos como las reuniones por la transición y la ceremonia de traspaso del mando.

Evo Morales anuncia su renuncia a la presidencia de Bolivia
Evo Morales anuncia su renuncia a la presidencia de Bolivia

En la misma línea política que el presidente electo, Cristina Fernández de Kirchner tuiteo desde Cuba. “En Chile, masivas movilizaciones durante semanas piden la renuncia del presidente neoliberal Sebastián Piñeira y las Fuerzas Armadas y policiales reprimen brutalmente. Lo de Bolivia se llama golpe de Estado”, sostuvo la vicepresidente electa que mañana regresa a Buenos Aires.

Al margen de la conversación telefónica que Macri mantuvo con Fernández, el gobierno emitió un comunicado adonde insta a preservar la paz social y al diálogo político, pero que en ninguno de sus párrafos califica a la renuncia de Morales como la consecuencia directa de un golpe de Estado.

“El gobierno argentino hace un llamado a todos los actores políticos y sociales bolivianos para preservar la paz social y el diálogo, enfatizando la importancia de encaminar este período de transición que se ha abierto por las vías institucionales que establece la Constitución de ese país”, sostiene el comunicado que se redactó en la Cancillería.

Y concluye: “Resulta imprescindible que todas las fuerzas y dirigentes políticos bolivianos actúen en este delicado momento con responsabilidad y moderación”.

Tras el comunicado oficial y los tuits de Fernández y CFK, las posiciones frente a la renuncia de Morales quedaron explícitas. Macri sostiene que hay que convocar a elecciones transparentes y evita calificar los acontecimientos en Bolivia como un quiebre del orden constitucional, mientras que el presidente y la vicepresidente electa afirmaron en las redes sociales que se trató de “un golpe de Estado”.

Seguí leyendo:

Renunció Evo Morales a la presidencia de Bolivia

Alberto Fernández apoyó a Evo Morales: “En Bolivia se ha consumado un golpe de Estado”

Publicite con nosotros!

Chequea también

Actividad manufacturera EEUU repunta y se aleja de mínimo de 11 años: ISM

FOTO DE ARCHIVO. Trabajadores de General Motors Co prueban una cámara térmica en una fábrica de la empresa, en Warren, Michigan, Estados Unidos. 6 de mayo de 2020. Cortesía General Motors Co/Handout vía REUTERS (HANDOUT/)WASHINGTON, 1 jun (Reuters) - La actividad del sector manufacturero de Estados Unidos repuntó desde un mínimo de 11 años en mayo, la señal más fuerte a la fecha de que lo peor de la crisis económica está quedando atrás, aunque la recuperación de los efectos de pandemia del COVID-19 podría tardar años debido al elevado desempleo.El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM) dijo el lunes que su índice de actividad fabril nacional subió a 43,1 desde 41,5 en abril, que fue el registro es el más bajo desde abril de 2009.Analistas consultados por Reuters esperaban una lectura de 43,0.La marca de 50 separa la contracción de expansión.(Reporte de Lucia Mutikani. Editado en español por Janisse Huambachano)

“Si la gente dice que renuncie, pues dejo la Presidencia”: López Obrador reaccionó al #AmloVeteYa y recordó la revocación de mandato

(Foto: Cortesía Presidencia)El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recalcó que los opositores de su gobierno tiene el derecho de manifestarse, pues se vive en una democracia.“Yo creo que en efecto tienen derecho a manifestarse. Tienen derecho a manifestarse. La diferencia entre una dictadura y una democracia es que en la democracia hay libre manifestación de las ideas, se garantizan las libertades y el derecho a disentir. No veo ningún problema. Creo que así es la democracia”, indicó el mandatario mexicano. López Obrador reiteró que la oposición cuenta con la revocación de mandato, en 2022, donde se preguntará a la población si quiere que el presidente continúe o renuncie, al ser cuestionado sobre la marcha #AmloVeteYa que un grupo de personas realizó el pasado fin de semana. "Nosotros mismos, ayer lo decía , propusimos la revocación del mandato. En la Constitución se establece que periódicamente, en este caso a principios del 2022 , incluso había yo propuesto de que fuese en el 2021 la revocación del mandato, la oposición no aceptó y se acordó que fuese una consulta para el 2022.(Foto: Cortesía Presidencia)Se va a preguntar, quieres que continúe el presidente o que renuncie, porque el pueblo manda y el pueblo es el que decide en la democracia, si la gente dice que renuncie pues dejo la presidencia. No puedo estar gobernando sin el apoyo de los ciudadanos, no comparto la idea de que si un gobernante tiene una aceptación, como sucede, del 20% , solo porque lo eligieron por 6 años tiene que seguir en el cargo, imaginense un presidente sin respaldo popular", explicó López Obrador.Lo único que pidió en las protestas es que no hayan actos violentos. Afirma que comprende que la Transformación que encabeza “no le gusta” a quienes “no quieren dejar de robar, quienes quieren mantener privilegios”. “Nosotros estamos llevando una transformación y con el pueblo todo sin el pueblo nada”, reiteró.(Foto: Cortesía Presidencia)López Obrador en un video que publicó en sus redes sociales el domingo pasado, exhortó a sus adversarios, a los que calificó como conservadores, a que “no coman ansias”, ya que en 2022 se podrá convocar a la gente y decidir si continúa o no como presidente de la República.El sábado diversos estados del país se llevaron a cabo manifestaciones para exigirle al mandatario federal su renuncia por lo que consideraron ha sido una deficiente conducción del país.El jefe del Ejecutivo acusó que estos grupos actúan de forma individualista y sobretodo están en contra del destierro de la corrupción y seguir tendiendo privilegios del gobierno.(Foto: Cortesía Presidencia)“Tenemos que ir hacia adelante y seguir con la transformación de la vida pública de México porque la peste, no pandemia, la peste que más ha dañado a México ha sido la corrupción y hay que desterrar la corrupción y por eso no podemos dar ni un paso atrás, eso no lo entienden nuestros adversarios que protestan, que quieren que yo dimita, que yo me vaya del gobierno", expuso.“Que no coman ansias; yo mismo establecí las reglas porque soy un hombre de principios, no voy a estar en el gobierno si el pueblo no me apoya, no me respalda”, afirmó el mandatario federal desde su casa en Palenque.El jefe del Ejecutivo recordó que el próximo año habrán elecciones y ahí el pueblo podrá optar por regresar al régimen conservador y de corrupción o apuntalar la transformación de Mexico.(Foto: Cortesía Presidencia)Reiteró que será respetuoso de lo que los ciudadanos en las urnas y está preparado para que en 2022 los ciudadanos evalúen su desempeño y con ello terminar su mandato en 2024.“Que sigan articulándose nuestros adversarios conservadores, con todo respeto muy corruptos, porque no quieren perder sus privilegios, muy individualistas con poco humanismo por qué no les importa el otro, no les importa el prójimo, pero en fin esa manera de pensar conservadora la respetamos y respetamos el derecho a disentir”, manifestó.López Obrador viaja a Cancún, Quintana Roo, donde iniciará una gira de siete días por la península de Yucatán para dar el banderazo a las obras de Tren Maya.MÁS SOBRE ESTE TEMA: “A pesar de los pesares sigue avanzando la transformación del país": López Obrador en la primera gira que realiza en la Nueva Normalidad “No coman ansías”: López Obrador habló un día después de la marcha #AmloVeteYa y previo a la nueva normalidad