Cómo afectará a la industria local la suba de aranceles de aluminio y acero que anunció Trump

Las empresas de acero se verán afectadas por los nuevos aranceles impuestos (Foto: AP)
Las empresas de acero se verán afectadas por los nuevos aranceles impuestos (Foto: AP)

Esta mañana, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que va a restablecer “de inmediato” los aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Brasil y de la Argentina. ¿Cuál será el impacto en la industria local? A comienzos de 2018, el Gobierno de Mauricio Macri estimaba que el mercado de exportación era de unos USD 700 millones. Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones locales de esos productos.

De los dos sectores, la mayor exportación de Argentina es en aluminio, donde la principal compañía exportadora es Aluar. Mientras que las exportadoras de acero son Acindar (Grupo ArcelorMittal), Tenaris-Siderca y Ternium-Siderar (del Grupo Techint) y Gerdau (Grupo Gerdau). En conjunto exportan por más de USD 1.500 anuales a diferentes mercados, según datos de la Cámara Argentina del Acero.

El empresario Javier Madanes Quintanilla, presidente de Aluar, la principal empresa productora y exportadora de aluminio en la Argentina, aseguró que la vuelta de los aranceles estaba dentro de los escenarios esperados. Y criticó la política del Gobierno del último año, que no previó medidas para evitar el retorno de los aranceles. “Se quedaron inmovilizados a partir del año pasado. Les hemos dicho cuáles eran las medidas con las que había que atacar los problemas y eso se ignoró”, dijo a Infobae. El 40% de su producción local se exporta a los Estados Unidos.

Desde Acindar, en tanto, señalaron que la medida no tiene demasiado impacto. “La compañía tiene asignada una cuota de pequeña escala en el mercado norteamericano, unas 1.100 toneladas. Todo depende de si la Argentina mantiene la competitividad y de si encuentra un nicho de mercado donde colocar la producción”, explicaron a Infobae. Aunque indicaron que las mayores restricciones para exportar nunca son buenas noticias para las empresas argentinas, sobre todo teniendo en cuenta la situación por la que atraviesa el mercado interno.

A comienzos de 2018, el Gobierno de Mauricio Macri estimaba que el mercado de exportación era de unos USD 700 millones. Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones locales de esos productos

“Habrá que ver el impacto sobre la cadena de acero y en las empresas exportadoras a los Estados Unidos. Pero falta saber si se llega a efectivizar y después qué niveles de arancel se pone”, explicó José Urtubey, dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA). “Vemos que en el mundo estas políticas están a la orden del día en los Estados Unidos, primera potencia del mundo, China y la Unión Europea. Nos lleva a reflexionar cuando hablan de dar de baja los aranceles comunes del Mercosur o el acuerdo Mercosur-Unión Europea que no se consultó”, aseguró. Y lo atribuyó más a una falta de una inserción inteligente de la Argentina en el mundo que a un cambio en el Gobierno argentino.

En mayo de 2018, el Gobierno argentino había acordado con los Estados Unidos la excepción del pago de aranceles sobre las exportaciones de aluminio y acero. Entonces se definió que una cantidad equivalente al 100% del promedio del aluminio y al 135% del promedio del acero exportado en los tres años anteriores ingresaría hacia ese país sin aranceles, lo que se mantuvo hasta ahora. En ese momento, la Argentina fue uno de los cuatro países que alcanzaron un acuerdo para la exención definitiva de los aranceles, junto con Australia, Brasil y Corea del Sur.

El presidente Trump anunció la vuelta de los aranceles para la Argentina y Brasil a través de Twitter (REUTERS/Yuri Gripas)
El presidente Trump anunció la vuelta de los aranceles para la Argentina y Brasil a través de Twitter (REUTERS/Yuri Gripas) (YURI GRIPAS/)

“Trump utiliza como argumento la devaluación de las monedas para restablecer aranceles para la Argentina y Brasil. Estados Unidos es bastante errático con los aranceles y viene utilizando estos instrumentos como mecanismos de negociación para sentarse a conversar. Si fuera una estrategia definitiva, serían permanentes, pero las impone, conversa, negocia y luego las quita o restablece según cuestiones coyunturales”, explicó Marcelo Elizondo, especialista en comercio exterior y director de la consultora DNI (Desarrollo de Negocios Internacionales).

El especialista destacó que la devaluación brasileña fue de 15% en términos reales —la inflación de Brasil es muy baja— pero que también puede haber influido en la decisión del presidente Trump el reciente anuncio de conversaciones entre China y Brasil para lograr un acuerdo comercial y alentar inversiones chinas en Brasil. “El vínculo entre Estados Unidos y Brasil no está tan estrecho como lo estuvo antes. En el caso de la Argentina, probablemente tenga que ver con un cambio de gobierno. Es utilizar un argumento objetivo, que son las devaluaciones, para sentarse a conversar”, agregó.

De las dos exportaciones, las más relevantes para la industria local son las de aluminio, aunque últimamente su volumen fue disminuyendo. De los productos industriales que exporta la Argentina, después de autos y algunos insumos químicos o plásticos, el aluminio es uno de los principales. Con todo, Elizondo señaló que aunque es un rubro muy relevante, la Argentina no apuesta a ser un gran exportador de aluminio y acero en el futuro ya que en los últimos años viene perdiendo competitividad.

Seguí leyendo:

El presidente de Aluar culpó al Gobierno por la vuelta de los aranceles: “Pusieron el piloto automático y esta es la consecuencia”

La inflación y los controles sobre el dólar deterioran la competitividad cambiaria

Donald Trump anunció que restituirá los aranceles al acero y el aluminio de Brasil y Argentina por la devaluación de sus monedas

Publicite con nosotros!

Chequea también

45 fotos de Misa de la Unidad en Luján convocada por la Iglesia

Juliana Awada, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Fabiola Yáñez y Santiago Cafiero El secretario de Modernización, Andrés Ibarra Alberto Fernández y Fabiola YañezJuliana Awada y Mauricio MacriJuliana Awada y Mauricio Macri junto a Alberto Fernández y Fabiola YañezSantiago CafieroGabriela MichettiGuillermo Dietrich (Gustavo Gavotti)Oscar Aguad, ministro de Defensa Roberto Lavagna Daniel Arroyo y Hernán Lacunza Germán Garavano, ministro de Justicia El diputado nacional Jorge Enriquez La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich El jefe de Gabinete, Marcos Peña El canciller, Jorge Faurie El futuro ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis El senador Esteban Bullrich El ministro de Producción, Dante Sica, y el secretario general de la provincia de Buenos Aires, Fabián PerechodnikJuliana Awada, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Fabiola Yáñez y Gabriela Michetti (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)El presidente electo saludando a la gente que se acercó a escuchar la misa La Basílica de Luján, vista desde el drone (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Los funcionarios salientes y entrantes del gobierno se ubicaron frente al altar "Debemos hacer todo lo posible por resistir y no caer en la tentación de querer destruir al otro", pidió la Iglesia Alberto Fernández firmando el libro de visitantes ilustres de la Basílica de Luján Federico Pinedo Eduardo Valdés (Gustavo Gavotti/)Oscar Aguad junto a Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción Juan Grabois (Gustavo Gavotti/)El ministro del Interior, Rogelio Frigerio (Gustavo Gavotti/)Nicolás TrottaFelipe Solá(Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Hernán LacunzaDaniel ArroyoFederico Pinedo(Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Héctor Daer, Nicolás Trotta y Jorge TaianaRoberto LavagnaFOTOS: Gustavo Gavotti y Thomas Khazki

Una multitud en las calles de Hong Kong por seis meses de protestas

Una inmensa multitud de activistas prodemocracia participó el domingo en Hong Kong en una manifestación por los seis meses del inicio de sus protestas, y en la que se quiso ofrecer a las autoridades una "última oportunidad" para responder a sus reivindicaciones. N°1MW3YX (YAN ZHAO/)Añade cifras dadas por la policía, video publicado por una estrella de pop ///Hong Kong, 8 Dic 2019 (AFP) - Una inmensa multitud de activistas prodemocracia participó el domingo en Hong Kong en una manifestación por los seis meses del inicio de sus protestas, y en la que se quiso ofrecer a las autoridades una "última oportunidad" para responder a sus reivindicaciones.La concentración fue una de las más concurridas desde que comenzaron las protestas en este territorio semiautónomo.Los organizadores estimaron en unos 800.000 el número de participantes. La policía, que tradicionalmente ofrece cifras bajas, declaró a la prensa que 183.000 personas concurrieron en la marcha, su estimación más elevada desde hace meses.La excolonia británica está sumida desde junio en su peor crisis desde su retrocesión a Pekín en 1997, con manifestaciones casi diarias para exigir reformas democráticas y una investigación imparcial de la actuación de la policía durante las protestas.Esta manifestación se celebró dos semanas después del triunfo de los candidatos prodemocracia en las elecciones locales del 24 de noviembre, una fecha en la que las autoridades aseguraron que una mayoría silenciosa de hongkoneses discreparía con los manifestantes, pero finalmente no fue así.Este domingo, los manifestantes quisieron dejar clara su ira hacia Pekín y hacia la jefa del ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, que se niegan a escuchar sus reivindicaciones pese al resultado claro de las elecciones locales."Da igual la manera en la que expresemos nuestras opiniones: manifestación pacífica, elecciones... El gobierno no quiere escuchar", lamentaba un manifestante de 50 años que dijo llamarse Wong. "Ellos solo obedecen las órdenes del partido comunista chino", dijo. - "Aquí está tu mayoría" - "No sé cuánto tiempo durará esto. Por ahora no vemos el final, pero no daremos marcha atrás", dijo otro manifestante llamado Kelvin."Lo que ha sacudido esta sociedad durante estos meses no va a desaparecer mientras el gobierno se niegue a resolver esta injusticia sistemática", añadió Sirius Tam, de 21 años.La estrella del pop cantonés Denise Ho, cuya música está prohibida en China continental, publicó en Twitter un video de la manifestación con la leyenda: "Aquí está tu mayoría, Carrie Lam".La policía de Hong Kong autorizó esta manifestación, organizada por el Frente Cívico para los Derechos Humanos en toda la isla, algo que no ocurría desde mediados de agosto."Es la última oportunidad que el pueblo le da a Lam", declaró el viernes ante los periodistas Jimmy Sham, uno de los responsables del Frente, que defiende la no violencia y es el movimiento que organizó las grandes protestas de junio y julio.Durante los últimos meses, las autoridades locales prohibieron las principales concentraciones, alegando que existía riesgo de violencia, aunque muchos hongkoneses desafiaron el veto y siguieron tomando las calles.La protesta de este domingo se produce la víspera del aniversario de los seis meses de movilización, que empezó con una gran manifestación el 9 de junio contra un proyecto de ley para facilitar las extradiciones a China que finalmente fue retirado. Desde esa fecha, unas 6.000 personas han sido detenidas y cientos resultaron heridas, según la policía.En los foros en línea que usan los manifestantes, han cundido los llamados para llevar a cabo un gran bloqueo de los transportes públicos el lunes, fecha exacta del aniversario de las protestas, si las autoridades locales no atienden sus exigencias. - Ninguna señal de cambio - Pero nada hacia presagiar un cambio de actitud en la jefa del gobierno local. Desde las elecciones, Carrie Lam, cuya tasa de apoyo entre la población está en niveles históricamente bajos, no ha hecho ninguna concesión al bando prodemocracia. La reputación de la policía también se vio fuertemente dañada en estos meses de protestas. Según un sondeo publicado el viernes por el Hong Kong Public Opinion Programme, que estudia la opinión pública desde hace años, las fuerzas de seguridad registraron una tasa de desaprobación récord. El 40% de las personas encuestadas le atribuyeron la nota más baja, es decir, cero.El nuevo jefe de la policía de la ciudad, Chris Tang, parece decidido a mantener la línea de su predecesor, descartó el pedido de una investigación independiente y advirtió que la policía reprimiría cualquier acto violento en la manifestación de este domingo.El domingo, la policía dijo que había confiscado armas (dos cuchillos y una pistola) y detenido a once personas en Hong Kong."Pensamos que había un grupo que quería provocar el caos durante la protesta (...) y atacar a la policía", dijo a la prensa el comisario Lee Kwai-Wa, de la oficina de lucha contra el crimen organizado.jta/rma/juf/hh/jvb-bl/mar/bc -------------------------------------------------------------