Mauricio Macri en Madrid: habló sobre el kirchnerismo, se reunió con Pedro Sánchez y destacó su gestión con respecto al cambio climático

Desde que aterrizó en Madrid, a Mauricio Macri le preguntan por qué el kirchnerismo volvió a gobernar la Argentina. Imaginó que algo así sucedería, por eso no tenía demasiado interés de viajar pero, finalmente, decidió cumplir con la palabra que le había dado a Sebastián Piñera y se sumó a la apertura de la COP25, que aunque se hace en España está organizada por Chile.

La consulta no oculta el tono de desazón. Y se la hacen los líderes políticos pero también el personal del Aeropuerto Internacional de Barajas que se cruzó hasta que abordó el auto que lo llevaría a la residencia oficial de la Argentina, donde tiene previsto alojarse hasta encarar su viaje a Río Grande do Sul.

Es que Néstor y Cristina Fernández de Kirchner son personajes conocidos en Madrid y no demasiado queridos, ya que hubo momentos de tensión entre ambos países, lo que siempre tuvo gran trascendencia en los medios españoles.

Mañana, a las 10.30 (hora española), el Presidente mantendrá un encuentro privado con el Rey Felipe VI de España en el despacho del rey del Palacio de la Zarzuela. El monarca y su esposa, la reina Letizia, estuvieron de visita de Estado en marzo de este año, cuando Felipe VI apoyó explícitamente “las reformas que están en marcha en la Argentina" y se expresó “muy conciente por la situación que (los argentinos) han atravesado en términos económicos”.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, saluda al presidente argentino durante la COP25. REUTERS/Susana Vera
El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, saluda al presidente argentino durante la COP25. REUTERS/Susana Vera (SUSANA VERA/)

Macri llegó a las 7.30 (hora Europa) a España y luego de pasar por la Residencia oficial de la Argentina se dirigió a IFEMA, el centro de convenciones donde se está desarrollando la más importante cumbre de jefes de estado y expertos ambientales que tienen que iniciar una nueva etapa en los compromisos para mitigar las consecuencias de la producción de gas con efecto invernadero, que está transformando el clima global a escalas cada vez más preocupantes.

El Presidente participó de la ceremonia de inauguración en el salón Plenario que estuvo a cargo del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y la secretaria general de la Convención, Patricia Espinosa. Luego fue con los jefes de gobierno que ya estaban en IFEMA a tomarse la foto oficial y fue el orador número 11 en la mesa redonda con líderes políticos que moderó Sánchez.

“Vine a contarles personalmente todo lo que hemos hecho en la Argentina durante estos años para luchar contra el cambio climático. A los pocos meses (de asumir) fuimos el país en presentar una revisión de nuestra Contribución Determinada a Nivel Nacional y creamos el Gabinete Nacional de Cambio Climático… Y dimos un fuerte impulso a la creación de áreas marinas protegidas, duplicamos la superficie de parques nacionales, y fomentamos la conservación de ecosistemas y redujimos las emisiones en el sector del transporte”, dijo allí el Presidente.

Y aseguró que en el 2015 las energías renovables aportaban menos del 1 por ciento a la generación de electricidad nacional y “este año superamos el 8 por ciento y en el 2025 alcanzaremos el 20 por ciento y proyectamos que para 2040 la generación eléctrica de Argentina va a ser libre de emisiones de gases de efecto invernadero”.

Luego del almuerzo ofrecido por el jefe del Gobierno español y el encuentro de Sánchez con presidentes de América Latina (están los de Costa Rica, Honduras, República Dominicana y Ecuador), Macri matuvo reuniones con Guterres, el titular del BID, Luis Alberto Moreno, y el primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte.

Luego regresó a la Residencia argentina, donde mantuvo un encuentro con Pablo Casado, el presidente del Partido Popular, derrotado por Sánchez en las elecciones generales, que concurrió acompañado por la diputada Valentina Martínez Ferro, secretaria de relaciones internacional del PP y el diputado Pablo Hipan, jefe de gabinete de Casado. Por el lado de la Argentina, estuvieron presentes el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo y el embajador Ramón Puerta.

Mauricio Macri reunido con Pablo Casado en la Residencia oficial de la Argentina en Madrid
Mauricio Macri reunido con Pablo Casado en la Residencia oficial de la Argentina en Madrid

Macri está alojado en la suite presidencial de la Residencia del embajador argentino, el palacete de la calle Fernando El Santo, en el límite del barrio de Salamanca y a dos cuadras del Paseo La Castellana. Lo acompañan el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis y el vocero del Presidente, Iván Pavlovksy. También viajó el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, pero eligió alojarse en un hotel cercano.

Es la primera vez que pernocta en la Residencia, ya que cuando en febrero del 2017 viajó a España lo hizo en visita de Estado, por lo que fue invitado a alojarse en el Palacio del Prado. Eran otros tiempos. No solo porque gobernaba su amigo Mariano Rajoy, sino porque el “regreso de Argentina al mundo" era un símbolo de que habían terminado los desplantes de los Kirchner y que el populismo había iniciado su firme retirada de América Latina. Entonces, su presencia en los diarios, revistas y canales españoles era sostenida y en la calle los españoles saludaban la comitiva argentina con genuina alegría.

Con un saludo de la comunidad argentina que está viviendo en Madrid, entre ellos el actor Luis Brandoni, terminó la intensa agenda del primer día del viaje de Presidente saliente.

Seguí leyendo:

La declaración de Cristina Kirchner: involucró a Alberto Fernández y dijo que la historia la absolverá

En su última semana como presidente, Macri participa de la cumbre sobre cambio climático

Publicite con nosotros!

Chequea también

45 fotos de Misa de la Unidad en Luján convocada por la Iglesia

Juliana Awada, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Fabiola Yáñez y Santiago Cafiero El secretario de Modernización, Andrés Ibarra Alberto Fernández y Fabiola YañezJuliana Awada y Mauricio MacriJuliana Awada y Mauricio Macri junto a Alberto Fernández y Fabiola YañezSantiago CafieroGabriela MichettiGuillermo Dietrich (Gustavo Gavotti)Oscar Aguad, ministro de Defensa Roberto Lavagna Daniel Arroyo y Hernán Lacunza Germán Garavano, ministro de Justicia El diputado nacional Jorge Enriquez La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich El jefe de Gabinete, Marcos Peña El canciller, Jorge Faurie El futuro ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis El senador Esteban Bullrich El ministro de Producción, Dante Sica, y el secretario general de la provincia de Buenos Aires, Fabián PerechodnikJuliana Awada, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Fabiola Yáñez y Gabriela Michetti (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)El presidente electo saludando a la gente que se acercó a escuchar la misa La Basílica de Luján, vista desde el drone (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Los funcionarios salientes y entrantes del gobierno se ubicaron frente al altar "Debemos hacer todo lo posible por resistir y no caer en la tentación de querer destruir al otro", pidió la Iglesia Alberto Fernández firmando el libro de visitantes ilustres de la Basílica de Luján Federico Pinedo Eduardo Valdés (Gustavo Gavotti/)Oscar Aguad junto a Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción Juan Grabois (Gustavo Gavotti/)El ministro del Interior, Rogelio Frigerio (Gustavo Gavotti/)Nicolás TrottaFelipe Solá(Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Hernán LacunzaDaniel ArroyoFederico Pinedo(Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Héctor Daer, Nicolás Trotta y Jorge TaianaRoberto LavagnaFOTOS: Gustavo Gavotti y Thomas Khazki

Una multitud en las calles de Hong Kong por seis meses de protestas

Una inmensa multitud de activistas prodemocracia participó el domingo en Hong Kong en una manifestación por los seis meses del inicio de sus protestas, y en la que se quiso ofrecer a las autoridades una "última oportunidad" para responder a sus reivindicaciones. N°1MW3YX (YAN ZHAO/)Añade cifras dadas por la policía, video publicado por una estrella de pop ///Hong Kong, 8 Dic 2019 (AFP) - Una inmensa multitud de activistas prodemocracia participó el domingo en Hong Kong en una manifestación por los seis meses del inicio de sus protestas, y en la que se quiso ofrecer a las autoridades una "última oportunidad" para responder a sus reivindicaciones.La concentración fue una de las más concurridas desde que comenzaron las protestas en este territorio semiautónomo.Los organizadores estimaron en unos 800.000 el número de participantes. La policía, que tradicionalmente ofrece cifras bajas, declaró a la prensa que 183.000 personas concurrieron en la marcha, su estimación más elevada desde hace meses.La excolonia británica está sumida desde junio en su peor crisis desde su retrocesión a Pekín en 1997, con manifestaciones casi diarias para exigir reformas democráticas y una investigación imparcial de la actuación de la policía durante las protestas.Esta manifestación se celebró dos semanas después del triunfo de los candidatos prodemocracia en las elecciones locales del 24 de noviembre, una fecha en la que las autoridades aseguraron que una mayoría silenciosa de hongkoneses discreparía con los manifestantes, pero finalmente no fue así.Este domingo, los manifestantes quisieron dejar clara su ira hacia Pekín y hacia la jefa del ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, que se niegan a escuchar sus reivindicaciones pese al resultado claro de las elecciones locales."Da igual la manera en la que expresemos nuestras opiniones: manifestación pacífica, elecciones... El gobierno no quiere escuchar", lamentaba un manifestante de 50 años que dijo llamarse Wong. "Ellos solo obedecen las órdenes del partido comunista chino", dijo. - "Aquí está tu mayoría" - "No sé cuánto tiempo durará esto. Por ahora no vemos el final, pero no daremos marcha atrás", dijo otro manifestante llamado Kelvin."Lo que ha sacudido esta sociedad durante estos meses no va a desaparecer mientras el gobierno se niegue a resolver esta injusticia sistemática", añadió Sirius Tam, de 21 años.La estrella del pop cantonés Denise Ho, cuya música está prohibida en China continental, publicó en Twitter un video de la manifestación con la leyenda: "Aquí está tu mayoría, Carrie Lam".La policía de Hong Kong autorizó esta manifestación, organizada por el Frente Cívico para los Derechos Humanos en toda la isla, algo que no ocurría desde mediados de agosto."Es la última oportunidad que el pueblo le da a Lam", declaró el viernes ante los periodistas Jimmy Sham, uno de los responsables del Frente, que defiende la no violencia y es el movimiento que organizó las grandes protestas de junio y julio.Durante los últimos meses, las autoridades locales prohibieron las principales concentraciones, alegando que existía riesgo de violencia, aunque muchos hongkoneses desafiaron el veto y siguieron tomando las calles.La protesta de este domingo se produce la víspera del aniversario de los seis meses de movilización, que empezó con una gran manifestación el 9 de junio contra un proyecto de ley para facilitar las extradiciones a China que finalmente fue retirado. Desde esa fecha, unas 6.000 personas han sido detenidas y cientos resultaron heridas, según la policía.En los foros en línea que usan los manifestantes, han cundido los llamados para llevar a cabo un gran bloqueo de los transportes públicos el lunes, fecha exacta del aniversario de las protestas, si las autoridades locales no atienden sus exigencias. - Ninguna señal de cambio - Pero nada hacia presagiar un cambio de actitud en la jefa del gobierno local. Desde las elecciones, Carrie Lam, cuya tasa de apoyo entre la población está en niveles históricamente bajos, no ha hecho ninguna concesión al bando prodemocracia. La reputación de la policía también se vio fuertemente dañada en estos meses de protestas. Según un sondeo publicado el viernes por el Hong Kong Public Opinion Programme, que estudia la opinión pública desde hace años, las fuerzas de seguridad registraron una tasa de desaprobación récord. El 40% de las personas encuestadas le atribuyeron la nota más baja, es decir, cero.El nuevo jefe de la policía de la ciudad, Chris Tang, parece decidido a mantener la línea de su predecesor, descartó el pedido de una investigación independiente y advirtió que la policía reprimiría cualquier acto violento en la manifestación de este domingo.El domingo, la policía dijo que había confiscado armas (dos cuchillos y una pistola) y detenido a once personas en Hong Kong."Pensamos que había un grupo que quería provocar el caos durante la protesta (...) y atacar a la policía", dijo a la prensa el comisario Lee Kwai-Wa, de la oficina de lucha contra el crimen organizado.jta/rma/juf/hh/jvb-bl/mar/bc -------------------------------------------------------------