Faena Festival, en Miami: Gabriel Chaile y el horno de las ideas en el arte

Gabriel Chaile y su horno, en el Faena Festival
Gabriel Chaile y su horno, en el Faena Festival

Miami Beach, enviada especial. Hacia donde uno dirija la mirada, la escena se repite en los jardines del gran hotel. Los invitados van y vienen con ambas manos ocupadas, en una llevan una copa de champagne ; en la otra, un pan. Sí, un pan. Con diferentes formas y preparados con diversas harinas, los panes llegan en bandejas que circulan sin parar y acaban de salir de un gran horno de adobe que es, en realidad, una obra de arte contemporánea. Ocurre que el horno que cocina los panes de esta fiesta que se lleva adelante a orillas del mar es una de las seis obras realizadas en estructuras de aluminio, adobe, ladrillos refractarios y bronce por el artista argentino Gabriel Chaile (Argentina, 1985) para la segunda edición del Faena Festival. Se trata de una muestra que se desarrolla en esta semana del arte en Miami y que abrió anoche con The Last Supper (La última cena), el megaevento curado por Zoe Lukov que cruza espiritualidad con tradiciones culinarias y que convocó al mundo del arte y la política -el propio alcalde de Miami Beach Dan Gelber pasó por allí- en el complejo de la avenida Collins que lleva el apellido del conocido diseñador argentino. Todo culminó con grandes fuegos dominados sobre la arena por el celebrado Francis Mallman, quien condujo un gran asado de carnes y pescados para cientos de personas.

Francis Mallman hizo asado de carne y pescado para cientos de invitados en el marco del Faena Festival
Francis Mallman hizo asado de carne y pescado para cientos de invitados en el marco del Faena Festival (Matteo Prandoni/BFA.com/)

Mientras en la playa, a unos metros de la orilla un bote inflable con pantallas led reproduce series y películas que forman parte de la programación y la gente se acerca a visitar los Budas monumentales diseñados por el artista chino Zhang Huanca (uno de aluminio, el otro creado con cenizas de fieles de templos budistas), Chaile -quien desciende de una familia de raíces aborígenes de la ciudad de Tucumán- busca en los jardines del hotel explicarles a los visitantes de qué manera su trabajo refleja la estética de las culturas indígenas que habitaron y en algunos casos aún habitan la tierra de sus ancestros. Su proyecto para The Last Supper -las seis esculturas totémicas precolombinas- es su comisión más grande hasta hoy.

Uno de los Budas de Zhang Huan
Uno de los Budas de Zhang Huan
(Matteo Prandoni/BFA.com/)

En una noche fresca y algo ventosa y mientras el humo de las parrillas gigantes de la playa prometía sabores extraordinarios con sello Mallman, Chaile conversó brevemente con Infobae.

Chaile, con otra de sus obras
Chaile, con otra de sus obras

-Ya estás acostumbrado a mostrar tu obra fuera de la Argentina, pero me gustaría saber qué significa eso para vos y si creés que significa algo importante para el arte argentino en general mostrarlo fuera del país.

-Pienso que es interesante los caminos que se van abriendo y los van abriendo generaciones de artistas. Siempre pienso en términos genealógicos la historia del arte contemporáneo, entonces una de las cosas que más me gusta ver es qué hizo la generación anterior a mí y cómo va abriendo camino, ¿no?, es como si tuviera un machete y va generando nuevos surcos, y entonces en ese sentido he mirado a un montón de artistas argentinos, primer de Tucumán, después de Buenos Aires y de todo el país y he mirado su recorrido. Su recorrido afuera y también esta cuestión de la excepción, como que cada tantos años hay un artista que de repente tiene una visibilidad internacional grande y eso está buenísimo que haya pasado pero de repente sería bueno que no fuera así. Argentina tiene un potencial tan grande pero de repente tiene unas políticas culturales que un poco no acompañan y entonces se nota siempre muy heroico el caso particular de un artista como en un momento fue Kuitca, después Macci, Erlich mismo, Adrián Villar Rojas y Adriana Minoliti. Es buenísimo que eso pase, ellos van marcando un camino y eso de alguna manera nosotros lo vamos mirando.

Alan Faena, Francis Mallman
Alan Faena, Francis Mallman (Matteo Prandoni/BFA.com/)

-Mencionás una genealogía de artistas y por otra parte está también la genealogía de tu obra, que es arte contemporáneo basado en una larguísima tradición de artesanía en el continente.

-Cuando encuentro casi por casualidad mi acercamiento y mi familiaridad con las piezas arqueológicas del noroeste argentino, de donde yo vengo, realmente siento esto que digo, una familiaridad muy grande y me vuelvo a conectar con relatos sobre mi abuela, que era una artesana indígena, a quien yo no conocí. Eso, mezclado con toda la información académica de la formación grecorromana, da como resultado esto.

-¿Te genera alguna contradicción exponer en un lugar como Miami o como Art Basel una obra como la tuya, de larguísima tradición artesanal latinoamericana? ¿Hay un choque ahí?

-En realidad, no, porque entiendo que soy un ciudadano tucumano con un montón de información que tiene que ver con la vida rural de Tucumán pero yo nací en Capital y al mismo tiempo vivo en el capitalismo y enamorado de Adidas (se señala entre risas la remera que lleva puesta). Entonces, esa combinación extraña entre el relato, la tradición, el vivir en la periferia de San Miguel de Tucumán que es capital pero es medio campo, o lo era, hace este cruce, ¿no? Entonces, no me genera contradicciones.

-¿Sos un artista argentino, tucumano, latinoamericano? ¿Qué es lo que sentís?

-Ay, yo siempre me confundo con eso. Hace un rato me decían: ¿de dónde sos? De Tucumán, decía yo. Me gusta decir tucumano, sí; no sé por qué, pero me siento argentino, obviamente. Lo de latinoamericano nunca lo pensé así.

-¿Los extranjeros te preguntan por cuestiones históricas cuando ven tu obra?

-Sí. Y me preguntan por ejemplo si soy peruano, por el peso de la imagen y entonces yo les cuento sobre las culturas a las que hago referencia en mi obra, que son culturas chiquitas que existieron y que aún hay muchas comunidades que son parte de esas culturas indígenas del noroeste argentino.

Obra de Gabriel Chaile, artista de galería Barro
Obra de Gabriel Chaile, artista de galería Barro (Galería Barro/)

-Recién hablabas de la falta de políticas culturales sostenidas, de la patriada que significa cada vez que un artista se abre camino. ¿Tenés expectativas puestas en el tiempo político que se abre ahora, en unos días?

-Claro, sí, sí. Escucharlo a Alberto hablar sobre un plan federal de Cultura y además su vínculo con el hippismo y con un montón de otras cosas que exceden al peronismo -al que yo también adhiero- y con la música, además, me parece un aire fresco, nuevo y estoy completamente ahí. Quiero estar ahí. (sonríe)

-¿Y cuando hablás de la tradición, en qué tradición te gustaría que te insertaran?

-A mí me gusta mucho… el otro día hablaba con un amigo y le decía que hay algo que los artistas dejan suspendido, proyectos suspendidos. Me gusta pensar mi obra en relación con el horno de Grippo (N. de la R. Chaile habla de Víctor Grippo, quien en 1972 participó en Buenos Aires en la muestra “Arte e Ideología, CAYC” al aire libre, en la plaza Roberto Arlt, donde presentó la obra Construcción de un horno popular para hacer pan). Pienso que queda un potencial ahí y también pienso mucho en Quinquela, porque cuando llegué a la Boca me sentí muy cercano al barrio y me enteré de toda la obra política de Quinquela, el hospital, la escuela.

Víctor Grippo, en plena construcción de su horno de barro.
Víctor Grippo, en plena construcción de su horno de barro.

-La política te resulta algo importante no sólo en términos de lo que pueda pasar con las obras sino con el arte mismo. ¿Creés en la función social del arte, entonces?

-Sí, para mí sí. Yo confío, tengo fe en eso. Entiendo que hay otras producciones artísticas que son completamente diferentes y apuntan a flancos distintos, pero yo voy por esto que te digo. Tiene que ver con la creatividad, que es algo que excede al arte: es pensar en cómo hacer las cosas de un modo diferente a como estamos acostumbrados.

Fotos: Muchnik

SEGUIR LEYENDO:

Esculturas de artistas argentinos a gran escala y a cielo abierto en Miami, nueva colaboración entre Art Basel Cities y Buenos Aires

Más galerías, más artistas y nuevas secciones para la esperada edición 2019 de Art Basel Miami Beach

Publicite con nosotros!

Chequea también

45 fotos de Misa de la Unidad en Luján convocada por la Iglesia

Juliana Awada, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Fabiola Yáñez y Santiago Cafiero El secretario de Modernización, Andrés Ibarra Alberto Fernández y Fabiola YañezJuliana Awada y Mauricio MacriJuliana Awada y Mauricio Macri junto a Alberto Fernández y Fabiola YañezSantiago CafieroGabriela MichettiGuillermo Dietrich (Gustavo Gavotti)Oscar Aguad, ministro de Defensa Roberto Lavagna Daniel Arroyo y Hernán Lacunza Germán Garavano, ministro de Justicia El diputado nacional Jorge Enriquez La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich El jefe de Gabinete, Marcos Peña El canciller, Jorge Faurie El futuro ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis El senador Esteban Bullrich El ministro de Producción, Dante Sica, y el secretario general de la provincia de Buenos Aires, Fabián PerechodnikJuliana Awada, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Fabiola Yáñez y Gabriela Michetti (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)El presidente electo saludando a la gente que se acercó a escuchar la misa La Basílica de Luján, vista desde el drone (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Los funcionarios salientes y entrantes del gobierno se ubicaron frente al altar "Debemos hacer todo lo posible por resistir y no caer en la tentación de querer destruir al otro", pidió la Iglesia Alberto Fernández firmando el libro de visitantes ilustres de la Basílica de Luján Federico Pinedo Eduardo Valdés (Gustavo Gavotti/)Oscar Aguad junto a Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción Juan Grabois (Gustavo Gavotti/)El ministro del Interior, Rogelio Frigerio (Gustavo Gavotti/)Nicolás TrottaFelipe Solá(Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Hernán LacunzaDaniel ArroyoFederico Pinedo(Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Héctor Daer, Nicolás Trotta y Jorge TaianaRoberto LavagnaFOTOS: Gustavo Gavotti y Thomas Khazki

Una multitud en las calles de Hong Kong por seis meses de protestas

Una inmensa multitud de activistas prodemocracia participó el domingo en Hong Kong en una manifestación por los seis meses del inicio de sus protestas, y en la que se quiso ofrecer a las autoridades una "última oportunidad" para responder a sus reivindicaciones. N°1MW3YX (YAN ZHAO/)Añade cifras dadas por la policía, video publicado por una estrella de pop ///Hong Kong, 8 Dic 2019 (AFP) - Una inmensa multitud de activistas prodemocracia participó el domingo en Hong Kong en una manifestación por los seis meses del inicio de sus protestas, y en la que se quiso ofrecer a las autoridades una "última oportunidad" para responder a sus reivindicaciones.La concentración fue una de las más concurridas desde que comenzaron las protestas en este territorio semiautónomo.Los organizadores estimaron en unos 800.000 el número de participantes. La policía, que tradicionalmente ofrece cifras bajas, declaró a la prensa que 183.000 personas concurrieron en la marcha, su estimación más elevada desde hace meses.La excolonia británica está sumida desde junio en su peor crisis desde su retrocesión a Pekín en 1997, con manifestaciones casi diarias para exigir reformas democráticas y una investigación imparcial de la actuación de la policía durante las protestas.Esta manifestación se celebró dos semanas después del triunfo de los candidatos prodemocracia en las elecciones locales del 24 de noviembre, una fecha en la que las autoridades aseguraron que una mayoría silenciosa de hongkoneses discreparía con los manifestantes, pero finalmente no fue así.Este domingo, los manifestantes quisieron dejar clara su ira hacia Pekín y hacia la jefa del ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, que se niegan a escuchar sus reivindicaciones pese al resultado claro de las elecciones locales."Da igual la manera en la que expresemos nuestras opiniones: manifestación pacífica, elecciones... El gobierno no quiere escuchar", lamentaba un manifestante de 50 años que dijo llamarse Wong. "Ellos solo obedecen las órdenes del partido comunista chino", dijo. - "Aquí está tu mayoría" - "No sé cuánto tiempo durará esto. Por ahora no vemos el final, pero no daremos marcha atrás", dijo otro manifestante llamado Kelvin."Lo que ha sacudido esta sociedad durante estos meses no va a desaparecer mientras el gobierno se niegue a resolver esta injusticia sistemática", añadió Sirius Tam, de 21 años.La estrella del pop cantonés Denise Ho, cuya música está prohibida en China continental, publicó en Twitter un video de la manifestación con la leyenda: "Aquí está tu mayoría, Carrie Lam".La policía de Hong Kong autorizó esta manifestación, organizada por el Frente Cívico para los Derechos Humanos en toda la isla, algo que no ocurría desde mediados de agosto."Es la última oportunidad que el pueblo le da a Lam", declaró el viernes ante los periodistas Jimmy Sham, uno de los responsables del Frente, que defiende la no violencia y es el movimiento que organizó las grandes protestas de junio y julio.Durante los últimos meses, las autoridades locales prohibieron las principales concentraciones, alegando que existía riesgo de violencia, aunque muchos hongkoneses desafiaron el veto y siguieron tomando las calles.La protesta de este domingo se produce la víspera del aniversario de los seis meses de movilización, que empezó con una gran manifestación el 9 de junio contra un proyecto de ley para facilitar las extradiciones a China que finalmente fue retirado. Desde esa fecha, unas 6.000 personas han sido detenidas y cientos resultaron heridas, según la policía.En los foros en línea que usan los manifestantes, han cundido los llamados para llevar a cabo un gran bloqueo de los transportes públicos el lunes, fecha exacta del aniversario de las protestas, si las autoridades locales no atienden sus exigencias. - Ninguna señal de cambio - Pero nada hacia presagiar un cambio de actitud en la jefa del gobierno local. Desde las elecciones, Carrie Lam, cuya tasa de apoyo entre la población está en niveles históricamente bajos, no ha hecho ninguna concesión al bando prodemocracia. La reputación de la policía también se vio fuertemente dañada en estos meses de protestas. Según un sondeo publicado el viernes por el Hong Kong Public Opinion Programme, que estudia la opinión pública desde hace años, las fuerzas de seguridad registraron una tasa de desaprobación récord. El 40% de las personas encuestadas le atribuyeron la nota más baja, es decir, cero.El nuevo jefe de la policía de la ciudad, Chris Tang, parece decidido a mantener la línea de su predecesor, descartó el pedido de una investigación independiente y advirtió que la policía reprimiría cualquier acto violento en la manifestación de este domingo.El domingo, la policía dijo que había confiscado armas (dos cuchillos y una pistola) y detenido a once personas en Hong Kong."Pensamos que había un grupo que quería provocar el caos durante la protesta (...) y atacar a la policía", dijo a la prensa el comisario Lee Kwai-Wa, de la oficina de lucha contra el crimen organizado.jta/rma/juf/hh/jvb-bl/mar/bc -------------------------------------------------------------