Pruebas PISA: más de la mitad de los chicos está en los niveles más bajos en lectura, matemática y ciencias

En segundo año es cuando más repitencia hay
En segundo año es cuando más repitencia hay

El lanzamiento de una nueva edición del Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA) mostró lo que ya venían anticipando otras pruebas: la educación argentina está estancada. Incluso perdió terreno en el plano regional.

PISA evalúa cada tres años a alumnos de 15 años en tres áreas: lectura, matemática y ciencias. La buena noticia para Argentina volvió a llegar de la mano de lectura, donde tuvo una pequeña mejora. La mala, otra vez, vino desde el lado de matemática con una caída considerable. Mientras que en ciencias naturales se mantuvo estable.

La comparación se da con la prueba de 2012. En la pasada edición, la del 2015, Argentina fue eliminada del ranking por anomalías en la muestra de estudiantes que rindió el examen. La propia OCDE aclara en el informe que los resultados “no son comparables” a los de tres años atrás.

En total, entre países y ciudades, participaron 79 sistemas educativos. Más allá de los recaudos que se deben tomar al comparar países desarrollados con no desarrollados, con sistemas muy variados y un sinfín de particularidades, los números fríos dicen que Argentina se ubica en el puesto 63 en lectura, en el 71 en matemática y en el 65 en ciencias.

Por realidades económicas más cercanas, donde sí la comparación cobra más fuerza es a nivel latinoamericano. Y allí también se ve que a medida que pasan los años Argentina queda más relegada. Entre los diez sistemas educativos evaluados está séptimo en lectura y ciencias, y octavo en matemática. Chile, Uruguay, México y Costa Rica son los que se destacan, aunque, claro, siempre por debajo del promedio de los países de la OCDE.

Al respecto, durante la presentación de los resultados, Alejandro Finocchiaro, ministro de Educación nacional, señaló: “Los resultados no nos sorprendieron. Estamos contentos porque finalizamos la gestión dejando como legado que la educación es una cuestión que nos atañe a todos los argentinos y que para eso se necesita evidencia confiable. Una reforma educativa profunda como la que iniciamos no se puede lograr en cuatro años. La implementación de la Secundaria 2030, por ejemplo, va a estar terminada recién en 2025”.

El Ministerio de Educación Nacional encargó a la Universidad de Buenos Aires el análisis de los datos para tener una mirada “imparcial”. Los académicos de la UBA aclararon, en primer lugar, los distintos niveles de competencia. En Lectura y Ciencias son siete niveles, mientras que en matemática son seis. Eso equivale a la excelencia total y casi ningún estudiante lo alcanza. Del otro lado, el nivel 2 representa el umbral mínimo para desenvolverse.

La prueba busca estimar la capacidad de comprender, resolver y comunicar situaciones del “mundo real”. Sobre eso, Irene Kit, una de las especialistas a cargo del informe, consideró: “PISA mide una cosa que no se prioriza en nuestro sistema educativo. Más allá de algunos intentos, se sigue enseñando de un modo contenidista. Hasta que no haya un cambio profundo, difícilmente veamos un avance significativo”.

La edición 2018 puso el foco en lectura. Los chicos argentinos lograron un promedio de 402 puntos; una mejora de cinco unidades respecto a 2012. No obstante, el 52,1% de los estudiantes se encuentra en el nivel 1 o incluso debajo, lo que implica que solo pueden hacer las tareas más simples: comprenden los datos explícitos y las relaciones evidentes de los textos.

En matemática, los alumnos alcanzaron solo 379 puntos en promedio; 8,9 puntos menos que en 2012. El 69% de ellos solo pueden resolver los problemas básicos, aquellos que requieren procedimientos rutinarios. Dentro de ese porcentaje, el 40,5% está por debajo del nivel 1, es decir, sus conocimientos son menos que incipientes.

Quizás el punto a destacar esté en ciencias, que registró una mejora pronunciada entre 2006 y 2012 y en esta edición se mantuvo relativamente estable en 404 puntos. Aunque acá también hay un “pero”. El 53,5% de los chicos están en el nivel 1 o por debajo: solo reconocen términos científicos básicos y comprenden instrucciones explícitas.

“Siempre hay que contextualizar las evaluaciones de aprendizaje. Son un recorte de realidades que son muchísimo más complejas. PISA tampoco explica todo. Sí es un insumo muy valioso si se usa para emprender políticas. No podemos dejar de obviar el umbral diferente del que parte cada país”, sostuvo Elena Duro, secretaria de evaluación educativa, quien también sugirió avanzar en una prueba regional para que los resultados contengan el factor contexto.

Mejor en competencias globales

Además de los ejercicios, las pruebas PISA incluyen un cuestionario complementario que indaga en cuestiones de clima escolar, contexto y de percepción de saberes por fuera de la currícula. En este caso, se preguntó sobre temas de relevancia global y los chicos argentinos se mostraron muy informados. El 90% de los estudiantes mencionó tener conocimiento acerca de la pobreza, la migración, la desigualdad, los riesgos ambientales, las diferencias culturales y los estereotipos y, entre un 40% y 60%, además de conocerlos, aseguró que podría explicar cada fenómeno.

La igualdad de género fue el tópico que mayor dominio tienen: un 76% dice conocer el tema y poder explicarlo. Un porcentaje similar, el 72%, señaló lo mismo sobre las causas de la pobreza. Del mismo modo, los estudiantes mostraron una alta aceptación hacia las personas migrantes: 6 de cada 10 opinan que tienen los mismos derechos que los nativos.

Seguí leyendo:

Para evitar la segregación educativa, habría que cambiar de escuela a la mitad de los chicos

Publicite con nosotros!

Chequea también

45 fotos de Misa de la Unidad en Luján convocada por la Iglesia

Juliana Awada, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Fabiola Yáñez y Santiago Cafiero El secretario de Modernización, Andrés Ibarra Alberto Fernández y Fabiola YañezJuliana Awada y Mauricio MacriJuliana Awada y Mauricio Macri junto a Alberto Fernández y Fabiola YañezSantiago CafieroGabriela MichettiGuillermo Dietrich (Gustavo Gavotti)Oscar Aguad, ministro de Defensa Roberto Lavagna Daniel Arroyo y Hernán Lacunza Germán Garavano, ministro de Justicia El diputado nacional Jorge Enriquez La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich El jefe de Gabinete, Marcos Peña El canciller, Jorge Faurie El futuro ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis El senador Esteban Bullrich El ministro de Producción, Dante Sica, y el secretario general de la provincia de Buenos Aires, Fabián PerechodnikJuliana Awada, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Fabiola Yáñez y Gabriela Michetti (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)El presidente electo saludando a la gente que se acercó a escuchar la misa La Basílica de Luján, vista desde el drone (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Los funcionarios salientes y entrantes del gobierno se ubicaron frente al altar "Debemos hacer todo lo posible por resistir y no caer en la tentación de querer destruir al otro", pidió la Iglesia Alberto Fernández firmando el libro de visitantes ilustres de la Basílica de Luján Federico Pinedo Eduardo Valdés (Gustavo Gavotti/)Oscar Aguad junto a Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción Juan Grabois (Gustavo Gavotti/)El ministro del Interior, Rogelio Frigerio (Gustavo Gavotti/)Nicolás TrottaFelipe Solá(Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Hernán LacunzaDaniel ArroyoFederico Pinedo(Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)Héctor Daer, Nicolás Trotta y Jorge TaianaRoberto LavagnaFOTOS: Gustavo Gavotti y Thomas Khazki

Una multitud en las calles de Hong Kong por seis meses de protestas

Una inmensa multitud de activistas prodemocracia participó el domingo en Hong Kong en una manifestación por los seis meses del inicio de sus protestas, y en la que se quiso ofrecer a las autoridades una "última oportunidad" para responder a sus reivindicaciones. N°1MW3YX (YAN ZHAO/)Añade cifras dadas por la policía, video publicado por una estrella de pop ///Hong Kong, 8 Dic 2019 (AFP) - Una inmensa multitud de activistas prodemocracia participó el domingo en Hong Kong en una manifestación por los seis meses del inicio de sus protestas, y en la que se quiso ofrecer a las autoridades una "última oportunidad" para responder a sus reivindicaciones.La concentración fue una de las más concurridas desde que comenzaron las protestas en este territorio semiautónomo.Los organizadores estimaron en unos 800.000 el número de participantes. La policía, que tradicionalmente ofrece cifras bajas, declaró a la prensa que 183.000 personas concurrieron en la marcha, su estimación más elevada desde hace meses.La excolonia británica está sumida desde junio en su peor crisis desde su retrocesión a Pekín en 1997, con manifestaciones casi diarias para exigir reformas democráticas y una investigación imparcial de la actuación de la policía durante las protestas.Esta manifestación se celebró dos semanas después del triunfo de los candidatos prodemocracia en las elecciones locales del 24 de noviembre, una fecha en la que las autoridades aseguraron que una mayoría silenciosa de hongkoneses discreparía con los manifestantes, pero finalmente no fue así.Este domingo, los manifestantes quisieron dejar clara su ira hacia Pekín y hacia la jefa del ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, que se niegan a escuchar sus reivindicaciones pese al resultado claro de las elecciones locales."Da igual la manera en la que expresemos nuestras opiniones: manifestación pacífica, elecciones... El gobierno no quiere escuchar", lamentaba un manifestante de 50 años que dijo llamarse Wong. "Ellos solo obedecen las órdenes del partido comunista chino", dijo. - "Aquí está tu mayoría" - "No sé cuánto tiempo durará esto. Por ahora no vemos el final, pero no daremos marcha atrás", dijo otro manifestante llamado Kelvin."Lo que ha sacudido esta sociedad durante estos meses no va a desaparecer mientras el gobierno se niegue a resolver esta injusticia sistemática", añadió Sirius Tam, de 21 años.La estrella del pop cantonés Denise Ho, cuya música está prohibida en China continental, publicó en Twitter un video de la manifestación con la leyenda: "Aquí está tu mayoría, Carrie Lam".La policía de Hong Kong autorizó esta manifestación, organizada por el Frente Cívico para los Derechos Humanos en toda la isla, algo que no ocurría desde mediados de agosto."Es la última oportunidad que el pueblo le da a Lam", declaró el viernes ante los periodistas Jimmy Sham, uno de los responsables del Frente, que defiende la no violencia y es el movimiento que organizó las grandes protestas de junio y julio.Durante los últimos meses, las autoridades locales prohibieron las principales concentraciones, alegando que existía riesgo de violencia, aunque muchos hongkoneses desafiaron el veto y siguieron tomando las calles.La protesta de este domingo se produce la víspera del aniversario de los seis meses de movilización, que empezó con una gran manifestación el 9 de junio contra un proyecto de ley para facilitar las extradiciones a China que finalmente fue retirado. Desde esa fecha, unas 6.000 personas han sido detenidas y cientos resultaron heridas, según la policía.En los foros en línea que usan los manifestantes, han cundido los llamados para llevar a cabo un gran bloqueo de los transportes públicos el lunes, fecha exacta del aniversario de las protestas, si las autoridades locales no atienden sus exigencias. - Ninguna señal de cambio - Pero nada hacia presagiar un cambio de actitud en la jefa del gobierno local. Desde las elecciones, Carrie Lam, cuya tasa de apoyo entre la población está en niveles históricamente bajos, no ha hecho ninguna concesión al bando prodemocracia. La reputación de la policía también se vio fuertemente dañada en estos meses de protestas. Según un sondeo publicado el viernes por el Hong Kong Public Opinion Programme, que estudia la opinión pública desde hace años, las fuerzas de seguridad registraron una tasa de desaprobación récord. El 40% de las personas encuestadas le atribuyeron la nota más baja, es decir, cero.El nuevo jefe de la policía de la ciudad, Chris Tang, parece decidido a mantener la línea de su predecesor, descartó el pedido de una investigación independiente y advirtió que la policía reprimiría cualquier acto violento en la manifestación de este domingo.El domingo, la policía dijo que había confiscado armas (dos cuchillos y una pistola) y detenido a once personas en Hong Kong."Pensamos que había un grupo que quería provocar el caos durante la protesta (...) y atacar a la policía", dijo a la prensa el comisario Lee Kwai-Wa, de la oficina de lucha contra el crimen organizado.jta/rma/juf/hh/jvb-bl/mar/bc -------------------------------------------------------------