En Hong Kong, los consumidores pro-democracia apoyan los comercios «amarillos»

Tras siete meses de manifestaciones que significaron un duro golpe para mucha empresas hongkonesa, los militantes pro-democracia buscan agradecer a las tiendas y los restaurantes que los apoyaron y para ello han creado una economía "amarilla".

El "amarillo" es el color de los partidarios pro-democracia, en oposición al "azul", símbolo del sector pro-gobierno y pro-Pekín, cuyos comercios fueron a menudo vandalizados y boicoteados.

En el restaurante "At Fu Kee Noodles", en el barrio de negocios de Wan Chai, los clientes comen ravioles chinos bajo la mirada de "la rana Pepe" con el rostro cubierto con una máscara de gas. El famoso personaje se convirtió en la mascota del movimiento pro-democracia tres años después de haberlo sido para la extrema derecha en Estados Unidos.

"Es un comercio amarillo, el dueño apoya a los manifestantes. Es por eso que decidimos venir", explica Gilbert, un empleado del sector publicitario de 47 años.

"Los más importante ahora en Hong Kong es ayudarnos, especialmente cuando el gobierno no lo hace", afirma.

Afiches y adhesivos con mensajes pro-democracia cubren la pared ubicada detrás de la caja.

Algunas empresas demuestran abiertamente su apoyo al movimiento, sin dejarse desalentar por una posible pérdida de ingresos.

Aplicaciones y sitios internet informan a los utilizadores sobre la forma en la que se posicionan comercios y restaurantes.

En su panadería ubicada en el barrio de Sai Wan, en el noreste de la isla de Hong Kong, Naomi Suen vende galletas y pasteles decorados con eslóganes del movimiento pro-democracia.

"No conozco la definición exacta de la economía amarilla. Solo hago lo que puedo para apoyar a los habitantes de Hong Kong", explica.

En Hung Hom, escenario de violentos enfrentamientos en noviembre cuando estudiantes se atrincheraron en la Universidad PolyU, los clientes que hacen la fila delante del café Lung Mun comparten el mismo sentimiento.

"Queremos apoyar este restaurante porque apoya a todo el movimiento, apoya la democracia", explica Justin, de 26 años.

Restaurantes, tiendas y establecimientos calificados como "azules" fueron vandalizaron por personas vestidas de negro y munidas de cócteles Molotov.

Muchas agencias bancarias china están ahora protegidas por postigos metálicos, ya que sus ventanas quedaron rotas.

– Un nuevo impulso –

Decenas de restaurantes administrados por Maxim's, un gigante local de la restauración que pertenece a un magnate convertido en un blanco frecuente porque su hija criticó al movimiento de protesta, fueron saqueados, al igual que los cafés Starbucks también administrados por el grupo.

Con la caída de las ventas minoristas y el número de turistas, la economía entró en recesión en el tercer trimestre, algo que no ocurría desde hacía diez años.

El gobierno hongkonés acusó a la crisis política y la guerra comercial sino-estadounidense de ser responsable de estos malos resultados.

A pesar de la creciente polarización de la opinión pública, las divisiones entre "amarillo" y "azul" no son tampoco tan claras.

Los fundadores del sitio de comercio en línea HKongs Mall afirman querer reducir la dependencia de la ciudad de las mercancías procedentes de China continental.

El sitio experimentó una multiplicación por más de 20 de sus pedidos desde su lanzamiento en octubre. Emplea actualmente a 15 militantes pro-democracia.

Sin embargo, sigue obligado a abastecerse ante proveedores "azules", que continúan siendo la mayoría en el mercado, coincidió una responsable voluntario de ese sitio que no quiso relevar su identidad.

Para los analistas, lo más probable es que el movimiento de protesta no remodele el paisaje económico de la ciudad.

"Los pilares económicos de Hong Kong -las finanzas, la logística y el sector inmobiliario- son controlados por una o algunas empresas, lo que significa que es imposible para los consumidores mover las cosas", indica Andrew Yuen Chi-lok, de la escuela de comercio de la Universidad China de Hong Kong.

De todos modos, según Jacky Fung, investigador del Instituto de Investigación Política de Hongkong, los compradores "amarillos" aportan un nuevo impulso al movimiento de protesta y cuestionan la idea de que la lucha por los derechos civiles se expone a repercusiones económicas desde Pekín.

su-vch/mtp/jta/axn/juf/lch/mar/zm

Publicite con nosotros!

Chequea también

Cuatro muertos y 49 heridos por explosión de camión de gas en Lima

Al menos cuatro muertos y 49 heridos, además de 14 casas destruidas, dejó este jueves la explosión de un camión que transportaba gas en un distrito del sur de Lima."Tenemos reportado hasta el momento cuatro personas muertas tras la explosión del camión", dijo a la AFP un vocero del ministerio de Salud (Minsa).El Minsa informó que las nuevas víctimas del incendio son un niño de 9 años y una joven de 18 años que murieron por la noche en distintos hospitales de Lima por quemaduras graves.En las primeras horas de la mañana, cuando se produjo el accidente, fallecieron una persona de sexo masculino, que murió en el acto, y una niña de nueve años, que había sido trasladada a un hospital.Además, el Minsa detalló que hay 50 heridos."La mayoría" tiene quemaduras en el 80% de su cuerpo, informó la ministra de Salud, María Luisa Hinostroza, quien detalló que se encuentran internados en ocho hospitales de Lima, adonde fueron trasladados en helicópteros de la fuerza aérea.Siete niños que figuran entre los heridos se encuentran en estado grave, informó el director del Instituto de Salud, Ricardo Zopfi a la radio RPP.El accidente ocurrió poco antes de las 07H00 locales (12H00 GMT), cuando la mayoría de los 500.000 habitantes de Villa El Salvador había salido de sus viviendas a trabajar.La deflagración se originó por una fuga de gas en el camión por el desprendimiento de una manguera del combustible cuando el vehículo pasó por un badén para reducir la velocidad.El fuego se extendió velozmente a varias viviendas de esta zona populosa, en el sur de Lima. Los bomberos removían escombros en busca de sobrevivientes."Se registró incendios en al menos 14 viviendas tras la explosión de un camión cisterna de gas", dijo a la televisora estatal Alfonso Panizo, comandante de los Bomberos, en un primer balance del accidente.El incendio causado por la explosión fue controlado por 13 camiones de bomberos al cabo de unas tres horas, en medio de escenas de desesperación.El presidente Martín Vizcarra hizo una pausa durante una gira para indicar que los damnificados recibirán el apoyo de las autoridades."Es muy lamentable por la magnitud y las consecuencias, podemos calificarlo como una tragedia, lo lamentamos, nos solidarizamos con las personas afectadas y sus familiares, lo menos que podemos hacer es darle todo el apoyo", dijo Vizcarra a periodistas desde la región de La Libertad, en el norte de Perú."Hay que investigar las causas", exigió el mandatario.Las autoridades sanitarias lanzaron un llamado a la población para donar sangre para salvar la vida de los heridos.ljc/cm/mls

«No me importa», dice Nadal de la imitación de Kyrgios en Abierto de Australia

Rafael Nadal afirmó que no le importan las imitaciones que hizo de él Nick Kyrgios durante un partido en el Abierto de Australia.Durante un partido contra Gilles Simon, Kyrgios imitó los gestos característicos de Nadal antes de un saque, como colocarse el pelo detrás de las orejas o estirar la ropa interior. El árbitro se sonrió.Pero Nadal no le dio importancia."Estoy aquí para jugar al tenis. Honestamente, no me importa en absoluto. Si fue divertido, bueno. Eso es todo", afirmó el español.Kyrgios y Nadal no se llevan bien. El año pasado Kyrgios describió al número uno del mundo como "súper salado" después de que el 19 veces ganador del Grand Slam lo acusara de falta de respeto.mp/th/erl