Argentinos residentes en China piden ser repatriados por la epidemia de coronavirus

Trabajadores comunitarios y personal médico visitan a una mujer en su casa mientras realizan una búsqueda puerta a puerta para saber si hay algún nuevo caso de coronavirus en China (Reuters)
Trabajadores comunitarios y personal médico visitan a una mujer en su casa mientras realizan una búsqueda puerta a puerta para saber si hay algún nuevo caso de coronavirus en China (Reuters) (CHINA DAILY/)

La brutal propagación del coronavirus preocupa al mundo y acorrala de manera directa a 14 argentinos que residen en la provincia de Hebei (China), uno de los epicentros de la enfermedad que ya provocó 1380 muertes y afectó hasta ahora a 63.500 personas alrededor del planeta.

Karen Gómez es una estudiante argentina que realiza una maestría en China y vive en carne propia las restricciones que diariamente aplica el gobierno de Xi Jinping para frenar la ola de contagio: “Cada día se nos está haciendo más difícil el aislamiento. En mi caso, hace 23 días que vivo en un cuarto", resumió en diálogo con radio La Red. En ese contexto, este grupo de compatriotas le pide al gobierno argentino la repatriación.

“Muchos países han evacuado a sus ciudadanos y nosotros hemos pedido lo mismo. Sabemos que el consulado en Beijing está limitado y el martes, mediante una asociación de residentes argentinos, se envió un comunicado formal a la embajada. Ya hicimos todos los pedidos formales, pero no hubo respuesta positiva", apuntó en la misma entrevista.

Un voluntario asiste con alimentos a residentes en la provincia de Hebei que no pueden salir de sus casas por las medidas que se aplican para detener el avance del nuevo coronavirus (Reuters)
Un voluntario asiste con alimentos a residentes en la provincia de Hebei que no pueden salir de sus casas por las medidas que se aplican para detener el avance del nuevo coronavirus (Reuters) (CHINA DAILY/)

La inquietud de estas 14 personas (entre ellas hay cuatro menores de edad, uno es un bebé de 8 meses), comenzó a crecer porque la esperanza de abandonar Hebei se esfumó en dos oportunidades: a principios de mes se barajó la posibilidad de que los sumaran a la evacuación que el gobierno brasileño realizó con sus ciudadanos, pero no hubo acuerdo. Luego, el consulado argentino les ofreció una salida terrestre para poder ir a otra provincia, pero esa opción también se cayó ante el avance de la enfermedad.

“Los elementos básicos (para vivir) los tenemos, el tema es todo lo que viene detrás, la situación emocional, porque uno pasa por altibajos terribles… Yo estoy sola, no me quiero imaginar la gente que está con chicos, el pensar que si te pasa algo no tenés forma de ir a un hospital”, describió Karen Gómez.

Desde hace tres días todos los edificios y comunidades en Hebei están cerrados. Los residentes apenas reciben autorizaciones para realizar salidas breves a los supermercados y comprar provisiones que les permitan sobrevivir en reclusión. Tienen que pasar una prueba más antes de poder concretar la compra: en la entrada de los comercios se les realiza un control de la temperatura corporal; por supuesto, el que tiene fiebre no puede ingresar.

Los residentes de esta ciudad reciben diariamente notificaciones con nuevas restricciones. Esto profundiza la intranquilidad y el agobio, sobre todo, de quienes se sienten acorralados y están a casi 20 mil kilómetros de distancia de su país de origen. Por eso, el grupo de argentinos grabará un video para reforzar su pedido de repatriación al gobierno argentino: “Esperamos que el tema se destrabe y nos evacúen”, desean.

Seguí leyendo

China suspendió las clases presenciales por el brote del nuevo coronavirus

La dictadura de Kim Jong-un ejecutó a un funcionario que violó la cuarentena por el coronavirus

La Fórmula 1 suspendió el Gran Premio de China por la epidemia de coronavirus

Publicite con nosotros!

Chequea también

El Abierto de Uruguay de tenis aplaza al 2021 su vigésima edición por la COVID-19

En la imagen, el director del torneo de tenis Uruguay Open, Diego Pérez. EFE/Raúl Martínez/Archivo (EFEI0658/)Montevideo, 13 ago (EFE).- La vigésima edición del Abierto de Uruguay, certamen que entrega 80 puntos para el ránking ATP al campeón, fue postergada para finales de 2021 debido a la emergencia sanitaria decretada desde marzo en el país por la COVID-19.Así lo informó este jueves a Efe el director del torneo, Diego Pérez, quien explicó que estaban organizando "una gran fiesta" con motivo de la efeméride que sufrió los efectos de la pandemia.Año a año, durante los días que se lleva a cabo el Abierto de Uruguay, los espectadores pueden disfrutar de distintas actividades como juegos, música en vivo y 'food trucks'.Sin embargo, Pérez apuntó el protocolo sanitario solo iba a permitir un 25 % de público en las tribunas del Carrasco Lawn Tennis Club de Montevideo, algo que, desde su punto de vista, iba a hacer "imposible" armar el certamen como los organizadores pretendían."Es lo que dictan las autoridades, lo que el Gobierno estipuló y nosotros tenemos que acatar las reglas. Obviamente nos sumamos al esfuerzo de todos", puntualizó el extenista.Finalmente, Pérez explicó que el torneo se retrasará exactamente un año ya que "no se justifica" hacer dos abiertos en una misma temporada."Nosotros formamos parte de un circuito latinoamericano de 'challengers' y es en esa época del año. No tiene sentido aislarse", finalizó.El Abierto de Uruguay, que comenzó a disputarse en 1998, contó con destacadas participaciones a lo largo de su historia, entre estas las del local Pablo Cuevas, los argentinos Guillermo Coria, David Nalbandián, Juan Martín del Potro y Diego Schwartzman; el brasileño Thomaz Bellucci; y el español Tomás Ventura, ganadores en distintos años.En la última edición, disputada entre el 4 y el 10 de noviembre de 2019, el campeón fue el también español Jaume Munar, formado en la academia de Rafael Nadal.En la final, el joven se impuso al argentino Federico Delbonis por 7-5 y 6-2, resultado que le permitió ganar 7.200 dólares.

Coronavirus.- La Fiscalía pide archivar una causa contra Conte y su Ejecutivo por la gestión de la pandemia de COVID-19

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)La Fiscalía de Italia ha pedido este jueves archivar una causa abierta contra el primer ministro, Giuseppe Conte, y parte de su Gabinete, por su gestión de la pandemia de coronavirus.Los fiscales, que han notificado a Conte y otros cinco ministros de la demanda interpuesta en su contra, han señalado, no obstante, que consideran las acusaciones "infundadas".Las acusaciones incluyen delitos contra la salud pública, como provocar una epidemia, malos tratos, abusos de poder y actos contra la Constitución y los derechos y libertades de los italianos, tal y como ha indicado la oficina de Conte en un comunicado.La solicitud de la Fiscalía, no obstante, será ahora revisada por un juez que decidirá si archivar el caso o abrir una investigación al respecto, según informaciones del diario 'Corriere della Sera'.Asimismo, Conte ha señalado que está dispuesto a proporcionar a los magistrados "todos los elementos necesarios para completar el proceso, con un espíritu de máxima cooperación"."Siempre hemos actuado en base a la ciencia y la conciencia, sin la pretensión de ser infalibles, pero en el conocimiento de que tenemos que cometer el menor número posible de errores para preservar mejor los intereses de toda la comunidad nacional", ha manifestado el mandatario en un mensaje difundido a través de Facebook.En este sentido, Conte ha lamentado las acusaciones vertidas por algunos, que señalan que las medidas han sido "demasiado restrictivas o se han tomado demasiado tarde". "Hemos sido acusados del más variado comportamiento criminal", ha añadido antes de insistir en que el Gobierno "siempre ha asumido la responsabilidad, principalmente la política".Durante la pandemia, el Gobierno ha tenido que tomar "decisiones exigentes, a veces dolorosas, sin tener un manual previo que poder consultar", ha subrayado. "Que el tribunal finalice el proceso; los ministros y yo estamos y estaremos dispuestos a colaborar. (...) El bien de Italia y los italianos está en primer lugar", ha remachado.El país fue de los primeros países en verse fuertemente golpea por la pandemia de coronavirus y en tener que imponer duras medidas de restricción a la población. El confinamiento y cierre de las fronteras se produjo en febrero en algunas partes del norte de Italia, si bien tuvo que ser extendido a todo el país a principios de marzo. Más de 35.000 personas han muerto por COVID-19, cerca de la mitad en el norte del país.Conte ha sido duramente criticado por la oposición, tanto por no hacer lo suficiente para frenar el avance del virus como por imponer medidas de restricción "draconianas" que han llevado a la "paralización de la economía".A pesar de que los comercios y la población cuentan ahora con mayor libertad de movimiento, el Gobierno ha ampliado recientemente los poderes de emergencia hasta el mes de octubre dado que el virus sigue circulando y "continúa suponiendo un riesgo para la población".El líder de la Liga, Matteo Salvini, ha insistido en que "Conte debería ser arrestado" debido a su mala gestión del a pandemia. "No tomó las medidas que deberían haberse tomado cuando era necesario y cerró Italia cuando no tendría que haberlo hecho. Eso es un crimen", ha asegurado.