Los casos de coronavirus en EEUU superan los 35.000, es el tercer país con más contagios del mundo y advierten: “Lo peor está por venir”

El Empire State Building y el horizonte de Nueva York se ven mientras un hombre camina por un parque local en Weehawken, Nueva Jersey, mientras el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) continúa en Nueva York (REUTERS / Eduardo Muñoz)
El Empire State Building y el horizonte de Nueva York se ven mientras un hombre camina por un parque local en Weehawken, Nueva Jersey, mientras el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) continúa en Nueva York (REUTERS / Eduardo Muñoz) (EDUARDO MUNOZ/)

El número de nuevos casos de coronavirus en los Estados Unidos superó los 35.000 el lunes, lo que lo convierte el país en el tercero por número de infecciones en el mundo, solo por detrás de Italia y China. El número de muertos alcanzó 471, el sexto más alto del mundo.

En total, el número de casos confirmados es de 35.225, según el balance de la Universidad Johns Hopkins del lunes. Un número que aumentará inevitablemente en las próximas horas, a medida que aumente la disponibilidad de pruebas.

La pandemia ya alcanzó los 50 estados de la Unión. Nueva York, que tiene el 6 por ciento de la población de Estados Unidos, acumula alrededor de la mitad del total de positivos en el país. El estado tiene el mayor número de casos, con más de 15.000 contagiados, de los que la ciudad acumula más de 9.000 y 63 de las 114 muertes. No obstante, las cifras siguen en aumento y cambian rápidamente porque el estado tiene ahora capacidad para realizar más pruebas, con 200 laboratorios, públicos y privados operando.

Para frenar el rápido crecimiento, Nueva York elevó las restricciones, que entraron en vigencia este lunes, en un plan que el gobernador Andrew Cuomo ha llamado “Nueva York en Pausa”. Afectarán a unos 19 millones de personas y surgieron luego de que California, el mayor estado del país, pusiese en marcha un plan parecido, que también han seguido Nueva Jersey, Connecticut e Illinois.

Así, más de un tercio de la población está bajo medidas más o menos severas de confinamiento en todo el país.

“Lo peor aún está por venir”

Autoridades locales y estatales en todo el país han advertido sobre las consecuencias nefastas de la ausencia de una intervención federal más contundente.

“Lo peor aún está por venir”, dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y predijo que los hospitales de la ciudad enfrentarán una escasez importante de equipamiento de protección en los próximos días a menos que se tomen acciones drásticas.

Transeúntes caminan por Prospect Park en Brooklyn, este domingo (REUTERS/Andrew Kelly)
Transeúntes caminan por Prospect Park en Brooklyn, este domingo (REUTERS/Andrew Kelly) (ANDREW KELLY/)

Al respecto, Trump anunció este domingo que ordenará la instalación de hospitales de campaña con un total de 4.000 camas en Nueva York, Washington y California, mientras republicanos y demócratas intentan ponerse de acuerdo para aprobar un plan de choque económico de cerca de un billón de dólares.

“Estamos en guerra, en cierto sentido estamos en guerra”, dijo Trump.

La situación llevó incluso a Trump a poner este domingo a disposición de los estados de Washington, Nueva York y California, los tres más afectados, la Guardia Nacional para apoyar sus esfuerzos contra el coronavirus.

Más de 15 mil muertos en el mundo

El coronavirus ha provocado al menos 15.189 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre, según un balance establecido por AFP sobre la base de fuentes oficiales, este lunes a las 11H00 GMT.

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 341.300 casos de contagio en 174 países o territorios. La cifra de casos diagnosticados positivos sólo refleja sin embargo una parte debido a las políticas dispares de los diferentes países para diagnosticar los casos, ya que algunos sólo lo hacen con aquellas personas que necesitan una hospitalización.

Después de Italia y China, los países más afectados son España con 2.182 muertos y 33.089 casos, Irán con 1.812 muertos (23.049 casos), Francia con 674 muertos (16.018 casos), y Estados Unidos con 471 muertos (35.225 casos).

El lunes a las 10H00 GMT, y desde el comienzo de la epidemia, Europa sumaba 172.238 contagios (9.197 fallecidos), Asia 97.783 (3.539), Estados Unidos y Canadá 36.554 (490), Medio Oriente 26.688 (1.841), América latina y el Caribe 5.130 (65), África 1.479 (49) y Oceanía 1.433 (8).

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La Reserva Federal anunció una ayuda sin límites para recuperar la economía de los Estados Unidos

El sombrío pronóstico de un médico brasileño sobre el coronavirus: “Los pobres morirán en las puertas de los hospitales”

Los cuatros tipos de pacientes con coronavirus COVID-19 y qué le pasa a los pulmones de acuerdo a la gravedad del cuadro

Publicite con nosotros!

Chequea también

El Abierto de Uruguay de tenis aplaza al 2021 su vigésima edición por la COVID-19

En la imagen, el director del torneo de tenis Uruguay Open, Diego Pérez. EFE/Raúl Martínez/Archivo (EFEI0658/)Montevideo, 13 ago (EFE).- La vigésima edición del Abierto de Uruguay, certamen que entrega 80 puntos para el ránking ATP al campeón, fue postergada para finales de 2021 debido a la emergencia sanitaria decretada desde marzo en el país por la COVID-19.Así lo informó este jueves a Efe el director del torneo, Diego Pérez, quien explicó que estaban organizando "una gran fiesta" con motivo de la efeméride que sufrió los efectos de la pandemia.Año a año, durante los días que se lleva a cabo el Abierto de Uruguay, los espectadores pueden disfrutar de distintas actividades como juegos, música en vivo y 'food trucks'.Sin embargo, Pérez apuntó el protocolo sanitario solo iba a permitir un 25 % de público en las tribunas del Carrasco Lawn Tennis Club de Montevideo, algo que, desde su punto de vista, iba a hacer "imposible" armar el certamen como los organizadores pretendían."Es lo que dictan las autoridades, lo que el Gobierno estipuló y nosotros tenemos que acatar las reglas. Obviamente nos sumamos al esfuerzo de todos", puntualizó el extenista.Finalmente, Pérez explicó que el torneo se retrasará exactamente un año ya que "no se justifica" hacer dos abiertos en una misma temporada."Nosotros formamos parte de un circuito latinoamericano de 'challengers' y es en esa época del año. No tiene sentido aislarse", finalizó.El Abierto de Uruguay, que comenzó a disputarse en 1998, contó con destacadas participaciones a lo largo de su historia, entre estas las del local Pablo Cuevas, los argentinos Guillermo Coria, David Nalbandián, Juan Martín del Potro y Diego Schwartzman; el brasileño Thomaz Bellucci; y el español Tomás Ventura, ganadores en distintos años.En la última edición, disputada entre el 4 y el 10 de noviembre de 2019, el campeón fue el también español Jaume Munar, formado en la academia de Rafael Nadal.En la final, el joven se impuso al argentino Federico Delbonis por 7-5 y 6-2, resultado que le permitió ganar 7.200 dólares.

Coronavirus.- La Fiscalía pide archivar una causa contra Conte y su Ejecutivo por la gestión de la pandemia de COVID-19

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)La Fiscalía de Italia ha pedido este jueves archivar una causa abierta contra el primer ministro, Giuseppe Conte, y parte de su Gabinete, por su gestión de la pandemia de coronavirus.Los fiscales, que han notificado a Conte y otros cinco ministros de la demanda interpuesta en su contra, han señalado, no obstante, que consideran las acusaciones "infundadas".Las acusaciones incluyen delitos contra la salud pública, como provocar una epidemia, malos tratos, abusos de poder y actos contra la Constitución y los derechos y libertades de los italianos, tal y como ha indicado la oficina de Conte en un comunicado.La solicitud de la Fiscalía, no obstante, será ahora revisada por un juez que decidirá si archivar el caso o abrir una investigación al respecto, según informaciones del diario 'Corriere della Sera'.Asimismo, Conte ha señalado que está dispuesto a proporcionar a los magistrados "todos los elementos necesarios para completar el proceso, con un espíritu de máxima cooperación"."Siempre hemos actuado en base a la ciencia y la conciencia, sin la pretensión de ser infalibles, pero en el conocimiento de que tenemos que cometer el menor número posible de errores para preservar mejor los intereses de toda la comunidad nacional", ha manifestado el mandatario en un mensaje difundido a través de Facebook.En este sentido, Conte ha lamentado las acusaciones vertidas por algunos, que señalan que las medidas han sido "demasiado restrictivas o se han tomado demasiado tarde". "Hemos sido acusados del más variado comportamiento criminal", ha añadido antes de insistir en que el Gobierno "siempre ha asumido la responsabilidad, principalmente la política".Durante la pandemia, el Gobierno ha tenido que tomar "decisiones exigentes, a veces dolorosas, sin tener un manual previo que poder consultar", ha subrayado. "Que el tribunal finalice el proceso; los ministros y yo estamos y estaremos dispuestos a colaborar. (...) El bien de Italia y los italianos está en primer lugar", ha remachado.El país fue de los primeros países en verse fuertemente golpea por la pandemia de coronavirus y en tener que imponer duras medidas de restricción a la población. El confinamiento y cierre de las fronteras se produjo en febrero en algunas partes del norte de Italia, si bien tuvo que ser extendido a todo el país a principios de marzo. Más de 35.000 personas han muerto por COVID-19, cerca de la mitad en el norte del país.Conte ha sido duramente criticado por la oposición, tanto por no hacer lo suficiente para frenar el avance del virus como por imponer medidas de restricción "draconianas" que han llevado a la "paralización de la economía".A pesar de que los comercios y la población cuentan ahora con mayor libertad de movimiento, el Gobierno ha ampliado recientemente los poderes de emergencia hasta el mes de octubre dado que el virus sigue circulando y "continúa suponiendo un riesgo para la población".El líder de la Liga, Matteo Salvini, ha insistido en que "Conte debería ser arrestado" debido a su mala gestión del a pandemia. "No tomó las medidas que deberían haberse tomado cuando era necesario y cerró Italia cuando no tendría que haberlo hecho. Eso es un crimen", ha asegurado.