EEUU pide a México investigar posible violación de derechos sindicales en marco de TMEC

Estados Unidos pidió el martes a México investigar la posible violación de derechos sindicales en una fábrica de autopartes de una subsidiaria de una empresa estadounidense en el país, la segunda solicitud de este tipo en un mes en el marco del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC).

Este pacto, que reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) en julio de 2020, prevé un mecanismo específico de vigilancia de derechos sindicales y el gobierno de Joe Biden ha reiterado que defenderá los derechos de los trabajadores.

La representante comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai, y el secretario de Trabajo, Marty Walsh, anunciaron que solicitaron formalmente al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que revisara si a los trabajadores de la planta de autopartes de Tridonex en Matamoros, estado de Tamaulipas, se les niegan los derechos de libre asociación y negociación colectiva.

"El Mecanismo de Respuesta Rápida (RRM) fue creado para resolver los conflictos laborales de manera expedita, y este anuncio demuestra nuestro compromiso de utilizar las herramientas del acuerdo para defender a los trabajadores en Estados Unidos y en el exterior", dijo Tai, citada en el comunicado de prensa.

"La capacidad de los trabajadores para ejercer sus derechos fundamentales a la libertad de asociación y negociación colectiva sin represalias es esencial para la creación de sindicatos independientes en México", añadió por su parte Walsh.

El 12 de mayo, Estados Unidos presentó su primera demanda formal en virtud del TMEC por acusaciones de "graves violaciones" de los derechos de los trabajadores durante la reciente votación sindical en una planta de General Motors (GM) en Silao, estado de Guanajuato.

Ahora, la solicitud es en respuesta a una demanda formal presentada contra Tridonex, una subsidiaria de Cardone Industries Inc, con sede en Filadelfia, por organizaciones laborales, incluida la federación laboral estadounidense AFL-CIO y el sindicato de trabajadores industriales SNITIS de México.

La demanda asegura que los trabajadores fueron "acosados y despedidos por intentar organizarse en el SNITIS, un sindicato mexicano independiente", en lugar de hacerlo con el sindicato respaldado por la dirección de la empresa.

Además, señala que la abogada de los trabajadores, Susana Prieto Terrazas, fue encarcelada durante un mes bajo cargos falsos por el gobernador de Tamaulipas.

"El TMEC requiere que México ponga fin al reinado de los sindicatos protegidos y sus acuerdos corruptos con los empleadores", dijo el presidente de AFL-CIO, Richard Trumka, en un comunicado.

"El acoso continuo a Susana Prieto y los miembros del SNITIS es una violación de las leyes laborales", apuntó.

Según el TMEC, México tiene 10 días para aceptar una revisión a fin de determinar si se produjo una infracción y, si ocurrió, 45 días a partir de este miércoles para remediarla.

Si las dos partes no pueden llegar a un acuerdo sobre la resolución del problema, Estados Unidos puede solicitar que un panel se pronuncie al respecto.

DT-hs-ad/mr

Publicite con nosotros!

Chequea también

A los 61 años, murió de un infarto el escritor Juan Forn

(Martín Rosenzveig) (Martin Rosenzveig/)Este domingo, a los 61 años, murió de un infarto el escritor Juan Forn en Mar de las Pampas, quien además se destacó como editor, traductor y en la actualidad dirigía la colección Rara Avis, de editorial Tusquests.Forn pertenece a la camada de autores que irrumpió en la literatura argentina durante los ’90, aunque su primer libro, la novela Corazones cautivos más arriba, salió a fines de la década del ‘80, auqnue sería con su libro de cuentos Nadar de noche, con el que comenzaría a resonar en los círculos literarios y el público lector. Tras un viaje por Europa, comenzó a trabajar como editor en 1980, primero en Emecé y después en Planeta, donde creó la colección Biblioteca del Sur. En 1994 fue invitado por el Woodrow Wilson International Center (Washington DC) para finalizar Frivolidad, novela publicada en 1995. Posteriormente publicó Puras mentiras.“A comienzos de los 90 en la Argentina había una literatura joven aburrida y pretenciosa. Hasta que llegó Juan Forn con sus ficciones, pero sobre todo con su laburo (desmesurado, polémico) de editor de Biblioteca del Sur”, escribió el autor Jorge Olguín en Twitter. Y agregó: “A Juan, entre otros aciertos, le debemos los primeros libros de Rodrigo Fresán, de Marcelo Figueras, de Alberto Fuguet, de Belén Gache. Fue el editor del primer libro de Mariana Enríquez. Se peleó mal con Fogwill, pero quién no. Edito hermosos libros de Dal Masetto”. Además, en los últimos años fue el descubridor de Camila Sosa Villada, de quien editó Las Malas. Nacido en la ciudad balnearia de Villa Gesell, Forn había decido regresar a la vivir en la ciudad para llevar una vida más tranquila, tras hacer sufrido pancreatitis. En una entrevista con Infobae Cultura, comentó: “Yo tuve una pancreatitis, un coma pancreático, no encontraban las causas, y la explicación que me dieron fue ‘usted tiene que aprender a parar antes de estar cansado porque su registro al cansancio está equivocado’. Y la verdad es que por mi manera de escribir toda la vida ha sido un esfuerzo por entrar a ese lugar en donde uno se pierde, pierde su identidad y es otra cosa. Y, la verdad, si tengo que estar todo el tiempo pendiente de cuándo salir para no cansarme es casi imposible adentrarme. De manera que decidimos con la madre de mi hija, en ese momento Matilda tenía 2 años, irnos. Ella quería pasto debajo de los pies, había tenido una infancia rural. Y decidimos que queríamos vivir cerca del campo y nos fuimos allá. Y yo estaba enojado con la ciudad, enojado con el mundo periodístico, con el mundo editorial, con todo. Estaba enojado con todo porque en realidad estaba enojado conmigo mismo. El problema era yo.”Forn, además, como periodista fue fundador del Suplemento Radar y columnista de Página/12. En las redes, algunos de quienes trabajaron con él solo pudern expresar su tristeza, como Liniers, quien comentó “Que tristeza enterarme de la muerte de Juan Forn. Un escritor genial y mi primer editor en un diario (suplemento Radar) Un abrazo a sus amigos y familia. Gracias, Juan”.La autora Claudia Piñeiro, por su parte, escribió: “Qué pena tan grande la muerte de Juan Forn. No se soporta tanta muerte. En este caso de alguien joven, talentoso, amable. Ya sé que queda lo valioso que escribió y que editó. Pero hoy no me alcanza de consuelo”.En 2007 obtuvo el Premio Konex de Platino en la disciplina Periodismo Literario, otorgado por la Fundación Konex, y en 2017 el Diploma al Mérito del mismo premio.

Protestas en Caracas: decenas de venezolanos fueron convocados para ser vacunados, y después de horas de espera les informaron que no serían inmunizados

Pese a los constantes reclamos de la población venezolana y de la oposición, persiste la desorganizada campaña de vacunación contra el coronavirus impulsada por la dictadura de Nicolás Maduro. Este domingo decenas de venezolanos no pudieron recibir la segunda dosis en el Hotel Alba de Caracas, pese a haber sido convocados por las autoridades sanitarias.Después de haber recibido la convocatoria, y mientras realizaban la fila por la mañana, las personas que se acercaron a ese centro de vacunación en la capital venezolana fueron informadas por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que finalmente no vacunaría en el día de la fecha.“No contamos con la preparación logística para el día de hoy. No vamos a vacunar el día de hoy. Hoy no tenemos prevista la jornada porque estamos haciendo las remodelaciones para adecuar los espacios en beneficio de la población. Mañana comenzaremos nuevamente”, informó el comandante Pedraza, ante la indignación de los presentes.Acto seguido, las personas comenzaron a protestar en las inmediaciones del Hotel Alba y expresaron su malestar a los medios de comunicación presentes.En uno de los videos difundidos en las redes sociales se puede observar a los manifestantes al grito de “queremos vacunas”.Una ciudadana, de 73 años, manifestó su indignación al portal Monitoreamos. “Yo no vine porque a mí me provocó. Yo vine porque me citaron para hoy 20 de junio para la segunda dosis”, reclamó la señora, mostrando a cámara el certificado.“No nos hagan caer en esta indignidad. Yo tengo 73 años y estoy entera, pero hay personas viejitas, en sillas de ruedas. Entonces informen vía Twitter, SMS, por lo que sea. Lo que indigna es la falta de respeto hacia el ciudadano”, agregó.“Vine ayer a preguntar si hoy día del padre iban a vacunar y la doctora que estaba revisando las tarjetas de vacunación me dijo: si mañana le toca, venga mañana, pero es día del padre y me contestó: ¿Y? Estamos en pandemia”, dijo uno de los convocados al portal Efecto Cocuyo.Según reportó la prensa local, las personas comenzaron a congregarse cerca de las 8 de la mañana, tal como estipulaba la convocatoria de las autoridades. En su mayoría era personas de avanzada edad, muchas de las cuales asistieron en sillas de ruedas o con bancos para no esperar de pie.Este domingo el dirigente opositor Luis Florido dijo que la dictadura chavista miente al prometer que para octubre estará controlada la pandemia de coronavirus, ya que, según indicó, la vacunación contra esta enfermedad avanza a un ritmo en el que se necesitarían “50 años para inmunizar al 70 % de la población”.“Venezuela es el país que menos vacunas ha recibido, se han vacunado apenas el 2 por ciento de la población. En un régimen que lo que hace es puros anuncios, este es el régimen de la mentira, de la pobreza, que ha masacrado al pueblo”, fustigó Florido.El también ex diputado citó a “Our World In Data” para señalar que en Venezuela solo se están aplicando entre 20.000 y 30.000 vacunas al día. “A este ritmo de vacunación, se necesitan más de 50 años para lograr la inmunización del 70 por ciento de la población”, indicó.Recordó también que hasta la fecha se desconoce el porcentaje del personal de salud inmunizado, y criticó que las personas llamadas a vacunarse tengan que enfrentar “largas filas y aglomeraciones que elevan los riesgos de contagio”.Además, denunció que “no se está cumpliendo con la aplicación de la segunda dosis” de la vacuna.El opositor venezolano Luis Florido advirtió que a este ritmo, a Venezuela le llevaría 50 años para vacunar al 70% de su población (EFE/Luis Eduardo Noriega A.) (EFEI0342/)Según indicó hace una semana el ministro de Salud, Carlos Alvarado, Venezuela ya tiene “vacunas suficientes para vacunar a 13% de la meta”, unas 2,9 millones de personas.El régimen de Maduro anunció que espera inmunizar este año al 70% de la población venezolana, unas 22 millones de personas. Hasta el sábado, en Venezuela se acumulaban 259.413 contagios de la covid-19 y 2.943 muertes.Los retrasos en los pagos al programa global Covax, impulsado por la OMS, han hecho que el país dependa de los aliados de China y Rusia para inmunizar a la población. Días atrás, Venezuela recibió un nuevo lote de 500.000 dosis de la vacuna Sputnik V, con lo que, sumadas a las que llegaron anteriormente, el país caribeño ha recibido hasta el momento 3,23 millones de vacunas contra la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.Con información de Monitoreamos, Efecto Cocuyo y EFESEGUIR LEYENDO:“De repente alguna expropiación fue injusta”: el hijo de Maduro reconoció que el chavismo cometió errores contra el sector privadoEn el Día Mundial del Refugiado, la oposición venezolana pidió ayuda para los 5,6 millones de migrantes: “Fueron desterrados por la dictadura”La conmovedora historia de un preso político en Venezuela: un crimen que no cometió, su lucha por la libertad y el logro de presentar la tesis de grado tras las rejas